Comunicación política y redes sociales

Comunicación política y redes sociales

En los últimos años el poder de las redes sociales y de internet como canal de comunicación ha establecido un cambio radical en la forma en la que los partidos políticos comunican sus mensajes e interactúan con sus seguidores.

En las elecciones de los últimos años han sido cada vez más los políticos y los partidos que han “desembarcado” en el mundo de las redes sociales, bajo mi punto de vista cada vez mejor, pero les sigue faltando ese “algo”. Deben aprovechar lo que ofrecen las redes sociales que no tienen el resto de canales de comunicación habituales.

Les falta conversar y escuchar.

Todos los partidos políticos y candidatos de estas “generales” tienen presencia en las principales redes sociales, facebook, twitter, youtube, etc.

Por lo general se limitan a utilizar los canales como simples distribuidores de ‘slogans’, lo cual no está del todo mal, pero se sigue echando en falta que vean las redes sociales como lo que son, un canal de comunicación, y no una mera forma de aumentar el número de seguidores.

Aunque hay que reconocer que la utilización de estas herramientas para hablar de política a veces puede resultar complicado, existen infinidad de posibilidades para establecer un contacto y poder conversar. Se necesita involucrar a los usuarios, no solo pedir su voto.

No es lo mismo tener seguidores que generar conversación.

Según un interesante estudio realizado por Javier Beroiz y Xavier Peytibi, consultores de comunicación política, sobre el engagement en facebook de los candidatos a las generales del 20N, los nuevos partidos suelen tener mayor nivel de participación de los usuarios que los grandes partidos (PSOE, PP), pese a que estos en algunos casos tienen más seguidores.

Lo importante es que aunque tengamos pocos seguidores, éstos participen.

Conversar

Creo que en muchos casos a los partidos políticos se les olvida conversar con sus seguidores. Debemos recordar continuamente que son canales bidireccionales, nuestras estrategias deben estar enfocadas por un lado a esa conversación y por otro a recoger el feedback de los usuarios que interactúen con nosotros. No solo sirve para movilizar a nuestras bases.

Todos los partidos tienen ejemplos curiosos de malas prácticas, algunas simplemente como curiosidades inútiles y otras como barbaridades que chocan frontalmente con el sentido de las redes sociales.

Twitter en el #Debate

Durante el debate del 7 de noviembre, twitter pudo calificarse como «el medio».

La frecuencia de publicación, los más de 300.000 tweets conlos hashtags #debate, #eldebate, #debate2011, #caraacara, o #rajoyrubalcaba o los más de 100.000 de los hashtags #ReiniciaelDebate, #SeAcaboElCirco u #OcupaElDebate, demostraron una vez más y como era de esperar que los usuarios tienen muchas cosas que decir, y que si un partido político se atreve -todavía no lo hacen- a escucharles, pueden obtener una valiosísima información.

Monitorizar este tipo de actividad como hacemos algunas empresas que nos dedicamos a la comunicación, valorar los influenciadores y generadores de opinión, calificar esas publicaciones, tanto las del debate, como las contrarias, en resumen, qué están diciendo los ciudadanos.

Trending Topics

Son las «estrategias» del año, a ver quien consigue ser tendencia en twitter, y para ello se solicita a hordas de seguidores, de formas muy diversas, que repliquen, a veces sin sentido, hashtags con slogans políticos. Esta práctica que sobre el papel puede resultar muy interesante si se lleva a cabo con mucho cuidado y control y que hace partícipe de la campaña a tus seguidores-militantes, finalmente consigue todo lo contrario, ya que en lugar de establecer conversaciones, en muchos casos, los usuarios son bloqueados como meros generadores de #spam.

Una de las noticias del 7 de noviembre por la noche y del día siguiente eran los trending topics en twitter, esas palabras mágicas que nos hacen tanta ilusión cuando llegan a ser importante.

No seré yo el que diga que eso no tiene importancia, porque es evidente que la tiene. Lo que si creo es que actualmente no puede tener la importancia que creemos, sobre todo porque, y es mi opinión, durante un debate electoral, solo nos indica, que partido ha conseguido movilizar más a sus bases.

La noche del debate los trending topics del momento fueron #ElDebate y #RajoyGana.

Aunque personalmente creo que el ganador fue #CampoVidalFacts con sus más de 5000 publicaciones durante el debate, el humor y la creatividad que fluye por twitter. 🙂

Credibilidad

Y por último pero no menos importante como se suele decir, conseguir ser creíble, ganarse la confianza de los seguidores, esto, que puede parecer sencillo, no lo es, sobre todo cuando tenemos ejemplos suficientes de perfiles y cuentas abandonadas tras cada campaña.

Es un tema recurrente desde las primeras campañas electorales en las que comenzaban a aparecer las redes sociales, pero no por más repetirlo se va solucionando el problema.

No Comments

Post A Comment